lunes, 9 de mayo de 2016

Primera página





Todo blog al igual que todo libro necesita una primera página, que es la que da el pistoletazo de salida a la historia que nos espera. Más breve, más larga, más emocionante, menos excitante, más cardíaca o más relajada. Esta primera página espero que sea el comienzo de una historia larga y emocionante.

Mi historia con los libros comenzó bastante temprano, no puedo recordar el momento exacto pero yo creo que desde el momento en el que supe leer mi mano estuvo siempre pegada a un libro. Me inicie con Teo, los cuentos Disney y demás libros infantiles. Crecí y descubrí uno de los sitios más maravillosos del mundo: la biblioteca. La mía era pequeña, como mi pueblo, pero para mi era lo suficientemente inmensa como para saciar mi sed de lectura durante toda mi infancia y adolescencia. Recuerdo que era amiga de la bibliotecaria por lo que para mí no había límite de libros, podía sacar los que yo quisiera y siempre iba con una bolsa llena de libros que ya me había leído para llenarla con otros nuevos libros que quería leer. Tampoco había límite con el plazo, pero con eso nunca tuve problema, los libros, por muchos que fueran, no me duraban más de 15 días. De esta época recuerdo sobre todo la serie de Kika Superbruja.



Crecí y llego el bachiller.Allí me esperaban muchos libros, pero esta vez para ser estudiados y no leídos. Empezó la época de sequía, seguía leyendo libros pero no al mismo ritmo. Afortunadamente tenía los veranos, 3 meses completos para poder leer. No puedo enumerar cuantas tardes me las pase pegada a una silla, un sofá, una cama, un suelo, una toalla, un prado o cualquier lugar pero eso sí, pegada a un libro. Empecé a desarrollar mi velocidad lectora: muchos libros que leer y sólo tres meses para ello.
En esta época llegó J.K. Rowling con Harry Potter, llegó Stieg Larsson con su maravillosa triología de "Los hombres que no amaban a las mujeres" y llegó también Cassandra Clare con todos sus "Cazadores de Sombras" para descubrirme un universo al que todavía sigo enganchada.

Seguí creciendo y llego el túnel más negro que he vivido con la literatura: la universidad. Derecho. Los libros se vieron sustituidos por códigos, los autores se vieron sustituidos por mi querido legislador y mis personajes por innumerables artículos. Los veranos ya no eran tan grandes y cuando soltaba los códigos lo que menos quería era coger un libro. Seguí leyendo, por supuesto, pero puede que no llegase a leer ni 10 libros al año.

Pero como suele decirse, después de la tormenta siempre sale el sol. La tormenta pasó, Derecho se acabó y una innumerable lista de libros pendientes por leer apareció en mi mano.

A día de hoy soy opositora. Más leyes, más horas de estudio y menos tiempo libre. Pero en cada ratito libre que tengo, en cada descanso que me pide mi cerebro, ya sea en papel, a través de un lector electrónico o en el mismo móvil siempre tengo un libro esperándome. La lista de libros pendientes ya no es tan larga y espero que durante los días que me queden, todos, todos, todos, tenga un hueco aunque sea de 5 minutos para poder leer algo.
En esta época si tengo que destacar un genero es el de las distopías y si tengo que quedarme con alguna que me haya enganchado es con "Red Queen" de Victoria Aveyard.

El año pasado me puse como reto leer 50 libros y lo supere con creces. Este año espero lograr lo mismo, de momento voy por buen camino. Además he añadido el reto de lanzarme con los libros en inglés (lo voy cumpliento, poco a poco) y de crear y publicar en este blog porque siento la necesidad de compartir mi opinión y mis sentimientos con cada libro. Me lea alguien o no me lea nadie, el objetivo no es que me lea mucha gente, sino leer yo y volver otra vez  a la biblioteca con una bolsa para llenarla de libros.



2 comentarios:

  1. Hola!
    En cuanto he sabido que tenías un blog he tenido que pasarme pero no sabía que teníamos tantas cosas en común aparte del amor por la lectura.
    Como tú, Kika superbruja es la serie infantil a la que más cariño le tengo. Devoraba cada libro.
    También me he sentido identificada cuando has mencionado que cambiaste los libros por los códigos cuando estudiaste Derecho a mí me pasó lo mismo!! Aunque sí me seguía gustando leer, lo cierto es que muchas veces sentía que si veía una sola palabra escrita más me iba a poner a balancearme en la lámpara a lo Tarzán jajaja Aunque yo estudié Derecho y Administración y Dirección de Empresas y mi tiempo era muy pero que muy escaso, y los veranos, como bien dices, prácticamente inexistentes. Me tenía que matar para sacar todas las asignaturas cada año para poder mantener la beca...
    Por curiosidad, ¿a qué estás opositando? Se supone que yo lo estoy intentando con las de Hacienda pero lo cierto es que no estoy estudiando prácticamente nada. He acabado de la universidad y de estudiar muy pero que muy harta!
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaa!!
      Si, he leído tu página de presentación también y la verdad que sí, tenemos mucho en común!!
      Si, creo que Kika superburja ha marcado muchas infancias porque era una gran serie! Se me olvido mencionar Manolito gafotas, que me acabo de acordar de ella, creo que esas dos fueron sin duda mis favoritas.

      jajajaja te entiendo, hay veces que por mucho amor a la lectura que tengas cuando llevas horas y horas estudiando lo último que quieres es acercarte a un libro!
      pufff, no me quiero imaginar lo que tiene que ser un doble grado, yo con Derecho sufrí bastante y aunque me gustaba (la facultad no), cuando acabe la carrera fue una especie de liberación por lo que un doble grado debe de ser una doble liberación!
      Estoy opositando a judicatura, sí, una locura, pero bueno de momento lo llevo bien, si es cierto que acabé como tu, harta de estudiar, pero al ser mucho civil y penal que es lo mío pues me resulta más fácil de llevar. Yo mientras tenga el Derecho Administrativo muuuuuy muuuuy lejos soy feliz =) jajaja
      Mucho ánimo con las oposiciones porque es duro y Hacienda no lo quiero ni pensar! Para mí sería imposible! No se cuantos temas son pero creo que me estudio 90 temas de civil antes que 10 de Financiero y Tributario!
      Un beso! =)

      Eliminar

Eh, ¡tu! ¡Sí sí, tu! ¡Aquí abajo! ¿Me ves? Bien, ahora que tengo tu atención déjame comentarte unas cosillas:
- Lo primero es darte las gracias por leer mi blog, de verdad, muchas gracias.
- La segunda cosa que quería decirte es que si has llegado hasta aquí abajo es porque quieres dejarme un comentario por lo que gracias de nuevo y adelante, me encantará saber tu opinión y prometo responderlo y devolverte la visita.
- La tercera cosa es que si eres de esos lectores tímidos que no se atreven a comentar porque no sabe que decir, no pasa nada, de verdad, tu comenta lo que quieras, que cualquier aportación es buena.

Y nada más, te dejo que sigas con lo que tenías pensado hacer =)