Páginas

lunes, 28 de noviembre de 2016

ENTREVISTA A ABRAHAM AGÜERA BLANCO - LAS RELIQUIAS DEL SILENCIO



Resultado de imagen de las reliquias del silencioResultado de imagen de reliquias del silencio abraham

ABRAHAM AGÜERA BLANCO

En primer lugar procedamos con las presentaciones:

1. ¿Quién es Abraham?

Bueno, pues Abraham es un tipo normal y corriente que vive en Oviedo y le apasiona escribir. Mi madre siempre cuenta a modo de anécdota familiar que la literatura la salvó a ella de un ataque de nervios, y a mi de alguna que otra cicatriz bien gorda,  porque parece ser que yo era un niño sumamente inquieto, y que mi curiosidad me ponía siempre en peligro hasta que  a los doce años descubrí que los libros podían hacerme soñar con ser un Robinson Crusoe, o enamorarme de Mariana, navegando con los piratas de Mompracem al lado de Sandokán, o intentar resolver los acertijos de una señora llamada Agatha Christie… La lectura cambió mi vida, y mi concepción de la vida, y me llevó a ser lo que ahora soy: un soñador empeñado en contar historias.

2. Háblanos un poco de “Las reliquias del silencio”.

“Las Reliquias del Silencio” son el resultado de mi primera “explosión mental” creativa. Son 428 páginas de acción aderezadas con un toque de romanticismo, ambientadas en mi ciudad de adopción, Oviedo. Me gusta decir que es una historia formada de muchas historias más, con una trama principal que transcurre en el presente y unas subtramas secundarias que nos llevan a unos escenarios de la posguerra española. Es una novela cargada de silencios y secretos, pero el pasado no puede ser silenciado eternamente, nadie se merece estar condenado al olvido…


EL LIBRO

Centrándonos en el libro para darlo a conocer mejor a los lectores que todavía no lo conocen o para profundizar en algunos aspectos del mismo para los lectores que sí estamos familiarizados con él:

3. ¿Cómo surge la historia de “Las reliquias del silencio”?

Pues me gustaría decirte que era un proyecto personal mío, madurado durante cierto tiempo y tratado con mimo y con respeto, pero la verdad es que el proyecto surge de manera casual, casi casi como un juego, porque mis compañeros de trabajo ya estaban un poco cansados de verme siempre cargado de servilletas de bar garabateadas, folios doblados a la carrera y libretas cargadas de jeroglíficos indescifrables para ellos. Conscientes de mi obsesión por la escritura me lanzan el reto de escribir una novela. Y yo, que siempre me he dejado llevar por los impulsos y las sensaciones, lo acepté.


4. ¿Cómo fue el proceso de su escritura del libro? ¿Partiste de un esquema en el que esbozabas toda la historia?

El proceso de escritura de la novela fue muy muy rápido, tanto que me tenía un poco desconcertado al principio, porque nunca me había sentido tan libre escribiendo. Tenía un esquema muy sencillo, con tres personajes muy definidos, y una trama que me parecía bastante interesante, pero poco a poco la novela fue acaparando mi día a día hasta convertirse en una especie de obsesión. Un diálogo me llevaba a otro, y el manuscrito iba creciendo a una velocidad vertiginosa. Creo que esa manera de escribir tan frenética le confiere una velocidad de lectura que empuja en cierta manera a devorar una línea tras otra. Ese concepto está muy afincado en mis hábitos lectores. Me gustan las tramas ágiles, los diálogos fluidos…


5.  El libro está muy bien documentado ¿cómo fue ese proceso?, ¿fue fácil conseguir toda la información necesaria?

Como te comentaba antes yo tenía muy claros los ingredientes principales de la novela. Hay un elemento histórico que me parecía imprescindible rescatar de las hemerotecas, una curiosidad que siempre me había llamado la atención, y que hace referencia a la desaparición de una imagen de culto religioso muy venerada aquí en Asturias. Muchos de los temas históricos que se tratan en “Reliquias” forman parte de  recuerdos recuperados de la tradición oral de mi familia. El período de la posguerra española siempre me ha parecido fascinante, y muchos de los datos incluidos en la novela forman parte de mis temas de interés personal más recurrentes.
Con respecto a la dificultad de conseguir la información he de decir que Internet es una herramienta muy útil cuando uno sabe lo que está buscando. Hay que tener prudencia, y contrastar siempre los datos que se quieren utilizar, pero existen espacios digitales maravillosos, blogs especializados en Historia que son auténticas joyas. La fase de  documentación es una de las tareas más agradecidas a la hora de construir un relato, porque le confiere credibilidad y solidez a lo que estás contando; y a  mí,  personalmente, me parece muy entretenida, pero siempre habrá quien esté en desacuerdo conmigo en este aspecto.


6. El libro cuenta con muchos personajes muy distintos entre sí, pero centrándonos en nuestro protagonista, ¿en quién te inspiraste para crear a Balagar Fartón?

Te voy a ser honesto, y confesaré que en un principio Balagar estaba llamado a ser una especie de personaje chabacano, grosero y torpe (una especie de “Torrente”, el detective de las películas de Santiago Segura), pero ese impulso me duró unas pocas páginas, porque a medida que iba cobrando protagonismo iba ganándose mi respeto. Resulta curioso, pero cuanto más nos adentrábamos en la novela más iba evolucionando Balagar como personaje, hasta llegar a hacerme sentir una especie de empatía difícil de disimular. Mis conocidos insisten en afirmar que el Balagar final no deja de ser una especie de “alter ego” inconsciente de su creador, pero yo no estoy muy seguro de ello.


7. La novela está ambientada en Oviedo, es decir, en nuestra tierra, ¿fue una cosa que tenías clara desde el principio o la idea surgió después?

La ambientación de la novela era uno de los puntos que yo tenía muy claros desde un principio. Oviedo es una ciudad que reúne todos los elementos que a mí me parecen imprescindibles en una novela de tipo policíaco: escenarios urbanos, ambientes marginales y delictivos, estratos sociales enfrentados… Desde el punto de vista arquitectónico es un verdadero privilegio poder ambientar una novela en una ciudad como Oviedo. Es cierto que corres el riesgo de intentar describir ambientes muy comunes, y que algunos vecinos pueden sentir cierto rechazo al encontrar pasajes en los que el autor (en este caso yo) decide introducir libremente situaciones de riesgo en sus lugares de residencia habitual (tiroteos, persecuciones, prostitución, etc), pero basta con echar un vistazo a cualquier periódico local para comprobar que la realidad supera ampliamente a la ficción en la mayoría de ocasiones. Yo quería sentirme cómodo escribiendo, y me dejé llevar por lo que más conozco, que es la ciudad en la que llevo viviendo más de veinte años.


8. ¿Qué papel crees que juegan las redes sociales a día de hoy en el mundo literario?

Las redes sociales a día de hoy me parecen imprescindibles en el mundo literario. Una obra no existe si no es capaz de llegar a sus potenciales lectores, y eso es algo que las editoriales tienen muy claro desde hace tiempo. Las redes sociales han dejado de ser un simple instrumento de trasmisión de información entre conocidos, convertidas en una herramienta con un enorme valor añadido a nivel promocional, y no solo en el mundo literario, sino en todos los sectores. Hay plataformas que proporcionan estadísticas de visitantes diarios, palabras de búsqueda utilizadas para acceder, edades  exactas de los internautas… Todos esos datos son muy valiosos a la hora de establecer nichos de mercado para cada producto, y eso es innegable que resulta de gran utilidad a la hora de promocionar una obra en concreto; pero a mí lo que más me atrae de las redes sociales es su inmediatez. La capacidad de interacción que proporcionan las redes sociales entre escritores y lectores me parece muy enriquecedora, y en cierta medida un paso lógico.
En casos como el mío, que soy un escritor auto publicado, las redes sociales son lo único que nos puede aportar algo de visibilidad. Es muy difícil llamar la atención de los lectores cuando no existe ninguna estrategia de marketing establecida, aparte de tu propio empeño personal, y no es cosa de aburrir a propios y extraños con envíos masivos de publicidad. Hay cientos, miles de novelas con cubiertas bonitas y sinopsis atrayentes, pero el mercado es el que elige, y para elegir hay que tener constancia de que algo existe. Es por eso que yo siempre agradezco hasta el infinito toda crítica o reseña positiva, porque significa que “estás ahí”, que alguien puede verte y tomar la decisión de  apostar por tu creatividad. Las recomendaciones entre lectores son la herramienta de promoción más fiable e inmediata que existe, y eso solamente lo pueden proporcionar las redes sociales.


9. ¿Tienes algún proyecto entre manos o una idea a la que quieras dar forma en el futuro?

La verdad es que yo siempre he sido un soñador, y como tal siempre vivo rodeado de proyectos, ilusiones, sueños… ahora mismo estoy empeñado en sacar adelante una  segunda parte. Me parece un reto muy interesante; pero no voy a adelantar nada, porque la novela trataría precisamente de eso, de lo que antecede a “Reliquias”. Tengo algunas deudas contraídas con algunos personajes, y me parece que lo más honesto sería dedicarles una novela en exclusiva. Espero que las musas sean generosas de nuevo conmigo, y que la novela (si es que algún día llega a ver la luz) tenga tan buena acogida como ésta primera.


10. Para acabar y motivar a los lectores para que le den una oportunidad ¿Cuáles crees que son los ingredientes que pueden llamar la atención de los lectores y hacer que compren y lean el libro?


Ufff… me pones en un brete, Sandra, porque tiene tantos ingredientes y tan variados que no resulta nada sencillo, pero una cosa sí que puedo prometer: a pesar de su extensión (428 páginas) resulta imposible caer en el aburrimiento. Ofrezco una novela negra cargada de acción, con muchos colores, de lectura fresca y adictiva. Está narrada a tres voces con un ritmo trepidante, con una  mayoría de  personajes que se mueven influenciados por la codicia. La traición se convierte en una constante a lo largo de la novela, pero también hay almas puras, que sobreviven como pueden en capítulos cargados de tensión, aderezados en ocasiones con un poco de romanticismo. Estos personajes tan arquetípicos del género negro tratan de convivir de forma pacífica con el trasfondo de una historia de amor presente, pero que recoge el testigo de un romance silenciado y condenado al fracaso en el pasado, y que resurge con fuerza sorprendiendo a un detective que ha perdido la fe en sí mismo. A lo largo de 44 capítulos veremos desfilar toda una serie de personajes tan antagónicos y enigmáticos que lo difícil sería caer en el aburrimiento: políticos corruptos, monjas, narcotraficantes sin escrúpulos, sicarios, policías, espías… Hay tantos intereses enfrentados que la historia tiene que reventar por algún lado, pero yo no esperaría a que me lo contasen.


Muchas gracias por tu tiempo, por haber escrito esa magnífica historia llena de misterio y sorpresas y por aceptar la oferta de realizar esta entrevista y por supuesto, gracias por el libro y por escribir tan bien.


Gracias a ti por tu generosidad al cederme un hueco en tu espacio. Sin lectores no habría escritores, y sin novelas el mundo pasaría a ser algo tan aburrido y triste que prefiero no imaginármelo para no entrar en depresión profunda. Te doy la enhorabuena por este blog tan maravilloso y te deseo mucha suerte. Espero que algún día podamos coincidir por Oviedo para tomar un café, y debatir de lo humano y lo divino, pero entretanto... 


¿Qué os ha parecido la entrevista?, ¿os animáis con el libro?


Gracias por leerme y comentar, 



11 comentarios:

  1. Holiiiii Sandra!

    No me llama la película.

    Besiiiis!! ♥♥

    ----------------------------------------------------

    Ahora en serio.

    Hola Sandra!

    Si es que te tira más la novela negra que a Snape el color escarabajo pelotero.
    La posguerra española es un tema chungo de tratar. Básicamente porqué parece mentira que a día de hoy todavía se tape o todavía no se haya solucionado la memoria histórica, en otras palabras, que es un tema muy reciente del que todo el mundo acordó callar.

    Lo bueno de las tramas ágiles es que te enganchan de tal manera que no puedes soltar el libro. Porqué de qué me sirve a mi, como lectora que se vayan por las ramas con descripciones que no llevan a ninguna parte si lo que me interesa es resolver el enigma?

    Estoy de acuerdo con el autor en que un libro bien documentado, tiene de buenas a primeras, al lector ganado. Al igual que coincido con Aguera en que si no te ven, no existes. Y más en un sector tan 'competitivo' como el novelado, que existen miles de publicaciones.

    Yo lo único que le pido a una novela negra es 1) que no sea machista, 2) que no se regodee en el sensacionalismo, lo gore y el morbo, y 3) que no adivine la trama entera a las 30 páginas. Son tres puntos que últimamente me estoy encontrando con asiduidad. Si esta novela no cumple ninguno de ellos, apuntada queda.

    Un besote!!! ♥

    PS: no he podido con 'El buscador'. Se regodea en la violación, lo que a parte de vomitivo, desagradable, falto de empatía y machista sobra. He tenido suficiente para cerrarlo y no volverlo a abrir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hydre!

      No me des esos sustos jajaja que cuando leí la primera parte del comentario me quede en plan: ehh?? jajaja

      Para que luego os quejéis jajaja si, la verdad que es un tema que hay que encarar con valentía a la hora de tratarlo precisamente por lo que comentas, porque a día de hoy ... y mira que ha llovido ... todavía se tapan cosas.

      A mí si un libro esta bien docuementado ya me tiene prácticamente comprada jajaja luego tiene que estar además bien escrito claro.

      Un beso =))

      PS: Creo que sé de que momento hablas. Yo la verdad que esas escenas no las leo, las paso por encima porque me revuelven el estómago y bueno, si es solo una la paso, cuando son muchas ya no puedo. Motivo por el cual intenté 3 veces leerme Los pilares de la tierra y las 3 veces abandone al principio. Es una pena porque de la la última mitad del libro es alucinante.

      Eliminar
  2. Hola
    Cada vez que entro en tu blog me haces apuntar un libro nuevo, voy a tener que pasarte la mitad de mis facturas de libros jajaja
    Pero es que este suena también y además está ambientado en Oviedo, como no leerlo
    Una entrevista genial
    Nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cova!!
      Es que la ambientación a los que conocemos Oviedo nos acaba ganando sí o sí jajaja
      no no por favor que con los míos ya ... tengo bastante ...
      Un beso =)

      Eliminar
  3. Hola
    Cada vez que entro en tu blog me haces apuntar un libro nuevo, voy a tener que pasarte la mitad de mis facturas de libros jajaja
    Pero es que este suena también y además está ambientado en Oviedo, como no leerlo
    Una entrevista genial
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  4. Ay Sandra, ¿qué voy a hacer contigo? No solo nos contagias tu entusiasmo por las novelas que lees sino que encima nos traes a sus autores y hablan tan bien de sus obras, con esa ilusión de ver su trabajo publicado y reconocido ante tantos lectores, que es casi imposible resistirse a querer leerlo todo. Me ha encantado la manera de hablar Abraham al referirse al proceso de documentación de la novela, al hecho que esté ambientada en Oviedo y cómo agradece a las redes sociales su difusión. Se nota que ha disfrutado escribiéndola y ha nacido para esto. Aunque no me extraña al haber crecido con autores como Agatha Christie.
    Y ese romanticismo del que habla... un romance silenciado... Ahí sí que ha tocado mi fibra sensible de lectora habitual de literatura romántica.
    Enhorabuena por la entrevista.
    Un besazo guapa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bloquearme jajajaja no no me bloquees =(=(
      Me encanta hacer estas entrevistas aunque al principio no estaba muy segura por lo que comentas, por la pasión que transmite cada uno en su obra. Da gusto leer respuestas así.
      jajajaja ahí estaba claro que a tí te iba a llamar la atención.
      Un beso y muchas gracias por este comentario =)

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    La verdad es que tiene una pinta increíble el libro. La entrevista, como todas en tu blog, es de 10.
    Voy a añadir esta novela a mi lista de deseos jijiji.
    Un beso guapa :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa!
      Muchas gracias =)=) me sacáis los colores!!
      Un beso =)

      Eliminar
  6. Hola Sandra!

    Como siempre sabes sacar provecho a las entrevistas, qué interesante lo que cuenta el autor sobre los blogs de historia, merece excelente que hayan espacios así y que a la vez sirvan para la documentación de libros como el suyo. Hay muy buen contenido en internet, qué gran herramienta es si sabe utilizar, en la misma línea, genial tu pregunta de las redes sociales, son tan importantes hoy en día, el autor tiene razón, el mensaje y la respuesta instantánea, la inmediatez, es una verdadera maravilla para llegar a mucha gente. Por eso nuestra labor de bloggers es de mucha ayuda a muchos lectores indecisos. Saludos Sandra, me alegro que no te olvides de "El perfume" jaja. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo!

      Eso es culpa de los escritores más que mía jaajaja
      Sí, la verdad que eso también me llamo la atención a mí. Y las redes sociales son esenciales.
      No se me olvida, no jajaj
      Un beso =)

      Eliminar

Eh, ¡tu! ¡Sí sí, tu! ¡Aquí abajo! ¿Me ves? Bien, ahora que tengo tu atención déjame comentarte unas cosillas:
- Lo primero es darte las gracias por leer mi blog, de verdad, muchas gracias.
- La segunda cosa que quería decirte es que si has llegado hasta aquí abajo es porque quieres dejarme un comentario por lo que gracias de nuevo y adelante, me encantará saber tu opinión y prometo responderlo y devolverte la visita.
- La tercera cosa es que si eres de esos lectores tímidos que no se atreven a comentar porque no sabe que decir, no pasa nada, de verdad, tu comenta lo que quieras, que cualquier aportación es buena.

Y nada más, te dejo que sigas con lo que tenías pensado hacer =)